Páginas vistas en total

martes, 10 de octubre de 2017

Sergio Pitol



…me gusta



ZONAS OSCURAS
              
       Una vez más Sergio Pitol (Puebla, México, 1933) reflexiona sobre las claves y la estética del proyecto global de una escritura que se iniciaba en 1956, cuando el joven mexicano escribía sus primeros cuentos y publicaba, un año más tarde, Tiempo cercado, sus relatos sobre la infancia, el recuerdo de los largos monólogos de su abuela, un viaje familiar a Italia y sus primeras lecturas y contactos literarios. En realidad, Una biografía soterrada (2011) ofrece esa mezcolanza de géneros a los que nos tiene acostumbrados Pitol: apuntes, reflexiones, ensayos, páginas de diario, incluso el descubrimiento de curiosos autores, Andrezejewski, Gombrowicz, Brandys o Schulz, y lecturas iniciales como resultado de sus variadas estancias en Europa, tanto en Polonia o Rusia, mientras realizaba encargos diplomáticos, autores anglosajones, Henry James, Joseph Conrad, o Jane Austen, y los clásicos españoles Cervantes, Tirso o Galdós, aunque recuerda su formación mexicana con la sombra de Alfonso Reyes al fondo de su formación.
       El pequeño volumen se inicia con algunos fragmentos de un reciente diario, cuando el escritor ingresa en el Centro Internacional de Salud de La Habana, sometido a un tratamiento de enriquecimiento de la sangre con ozono, pero donde podrá leer y escribir después de un largo período de inactividad. El resto de apartados, seis en total, contribuyen de alguna manera a vislumbrar el conjunto de ese proceso de edición de sus obras reunidas, pretexto para una reflexión como la presente. Para el mexicano, el cuento fue su campo de experimentación durante los primeros años de formación, aunque paralelamente realizara tímidos intentos poéticos y algún dramático, su concepción narrativa iría evolucionando en temas, recursos, estructuras y espacios. Su concepción de la literatura se basa en el auténtico archivo de su vida: infancia, primeras lecturas, un inquieto y excéntrico adolescente, y más tarde su bautismo literario, los premios y una auténtica vejez de escritor de fama. Al hilo de sus Obras reunidas (2003-2009) esta breve entrega, ensayo o relato, conforma esa visión particular, ese «todo está en todo» del maestro que, en cierta medida, constituye una síntesis biográfica desde sus comienzos mismos hasta la actualidad, enfermo de literatura como algunos otros escritores tan próximos a él. Subyace en la obra de Pitol, ese sueño de invisibilidad que lo acompaña desde sus primeros tiempos y subsiste hasta alcanzar la plenitud de su obra; anhela, según ha manifestado el autor, a ser invisible y a moverse entre otros seres invisibles. En sus narraciones, surge como un personaje enmascarado que se mueve en los corredores, un observador de tramas que despeja la oscuridad de la obra misma, o incluso para envolverlas en las tinieblas más absolutas. Una vez más, este libro Una biografía soterrada, ilumina ciertas zonas oscuras de buena parte de su obra.






UNA AUTOBIOGRAFÍA
SOTERRADA
Sergio Pitol
Barcelona, Anagrama, 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario